Subscribe

RSS Feed (xml)

Powered By

Blogger Template From:
Free Blogger Skins

Powered by Blogger

Wednesday, 12 October 2011

8. I've got you.

La canción acabó y su risa estruendosa comenzó a repiquetear nuevamente.
- Bailas bien - sonrió.
- Claro que no, tu lo haces.
Compartimos un durarero abrazo que confirmó el hecho de que era mucho mas que un amigo para mi.
Dougie había abierto mi mente. Quizás yo era capaz de amar profundamente.
Me tomó por su espalda y me llevó hacia el interior de la casa, donde preparamos los tres juntos un sabroso almuerzo. Comimos afuera, sentados bajo el sol - no era muy común un día así en esa época, por lo que era mejor aprovecharlos al máximo - hablando y riendo.
Continuamos afuera hasta el anochecer, cuando entramos y nos sentamos en el gran sillón a ver algunas de las películas que Tom había alquilado.
Pasar tiempo con ellos hacía que viviera la vida como nunca antes se me había siquiera ocurrido. Como aquellas películas en las que todos viven felices y comen perdices.
Dejándonos llevar por las horas y las películas, comenzé a cerrar lentamente mis ojos.
···
Una fuerte luz impactó en mi rostro lo que provocó que me despertara sobresaltada. Me encontraba en el sillón. Dougie dormía a mi lado y apretaba mi mano, como si aquella fuese un pequeño osito de peluche. No había rastros de Tom. Hasta donde recordaba, nos habíamos dormido los tres allí.
Le di un suave beso en la mejilla que le provocó cosquillas y como consecuencia, soltó mi brazo. ¿Alguien se habría detenido antes a apreciar lo angelical y tiernamente que Dougie dormía? sonreí al verlo y me dirigí a la habitaciòn de Tom con la esperanza de encontrarlo allí. Pero tampoco estaba.
Comenzé a preparar el desayuno para Doug y para mi. No era una gran cocinera, pero el hecho de que Tom no estuviese a mi lado me había preocupado. Pretendía calmar mis nervios cocinando. No lo conseguí del todo, ya que dejé caer una taza que estalló en miles de piezas. Dougie apareció corriendo sobresaltado. Comenzó a reirse cuando notó que el estruendo provenía de un descuido de una de las personas mas torpes que conoció en su vida. 'Era de esperarse', sonrió.
Mientras desayunábamos, recordé el motivo de mis nervios - ya que la situación de la taza y el sobresalto de Dougie habían hecho que lo olvide y por un instante  al fin me relajara.
- ¿Sabes donde está Tom? no suele salir los domingos por las mañanas.
- Quizás fue a confesarse, imagina todo lo que se le habrá cruzado por la mente al haber pasado la noche junto a estas bombas sexuales.
No pude evitar reir. Dougie sonrió, satisfecho por haber provocado la risa en mi estado de preocupación.
- Dale tonto, enserio.
- Creo que iba a ver a Giovanna.
- ¿A quién?
- Giovanna, su ex novia.
Mi corazón se paralizó.

1 comment:

Dani (: said...

Dios, simplemente me encanta tu blog. Sigue así, porque escribes muy, pero muy bien (:
Besos.

Post a Comment