Subscribe

RSS Feed (xml)

Powered By

Blogger Template From:
Free Blogger Skins

Powered by Blogger

Sunday, 16 October 2011

9. I miss you.

- ¿Van a volver? ¿quiere volver con ella? - pregunté titubeando.
- No lo se, Tom no ha dado muchos detalles. Dijo que iría a verla esta mañana. También me dijo que te cuide, cosa que al parecer no hice del todo bien ya que podrías haber provocado una explosión.
Se hizo un gran silencio. Yo miraba la taza ya vacía, como encontrando una explicación a la desolación que sentía en ese momento. Fue repentino, inesperado. Como un hueco en el alma, como si alguien hubiese absorvido mis sentidos.
- ¿Te sientes bien? - preguntó Dougie preocupado.
- Si, claro. - mentí. ¿Por que lo dices?
- Tu cara, no te ves nada bien.
- Quizás es porque dormí en una extraña posición anoche y mi cuello está destrozado.
- Si quieres puedo ayudarte.
···
- Eres bienvenido.
Colocó una silla detrás del banco en el que me encontraba y masajeó mi cuello y hombros, haciéndome sentir un gran alivio.
- ¡Vaya contractura!
- No es bueno dormirse durante una película de terror, lo recordaré la próxima vez.
- Es un buen punto.
El resto de la tarde transcurrió lentamente. Dougie me invitó a almorzar afuera, para descansar mi mente. Si bien intenté no demostrar mi preocupación, creo que fue un tanto obvia.
Era interesante ver el increíble esfuerzo que empleó en hacerme reir y sentir mejor. Dougie si que era un gran amigo, una gran persona.
Ya anocheciendo, fuimos a mi casa, donde me preparé para la noche. Dougie también se arregló, y nos fuimos a la casa de Danny donde cenaríamos para celebrar mi cumpleaños, que era al siguiente día.
Tom no se encontraba allí. Comenzaba a preocuparme, ¿y si algo malo había sucedido?
Los chicos parecían muy tranquilos.
Comenzamos a hablar de mi cumpleaños, los chicos esperaban que hiciera una gran fiesta, ¡vaya decepción iban a llevarse!, seguramente los invitara al cine, o algo así.
Dougie me dejó en casa, muy avanzada la noche. Antes de entrar, miré con melancolía la casa de Tom. Ni una luz prendida. Tom no estaba. Se había reconciliado con su ex y me había olvidado.
Con solo pensar eso, mi corazón estalló en mil piezas. Hice un gesto con mi mano a Dougie para darle a entender que podía irse. Vi el pequeño auto alejarse, respiré hondo y abrí la puerta de mi casa.
Corrí angustiada al baño. Cerré la puerta y dejé que las lágrimas corrieran. Limpié mi maquillaje, tomé un baño y me dirigí a mi habitación.

No comments:

Post a Comment